martes, 12 de abril de 2011

Euroindignación

 ¿Indignación? No, eso se queda corto cuando escuchas que nuestros queridísimos eurodiputados votan en contra de volar en clase turista, menuda desfachatez, vaya pandilla de desgraciados y sinvergüenzas. No contentos con eso ahora quieren cambiar el voto por una abstención, bueno, pues yo me abstengo también de circular a 110 km/h para ahorrar en nuestra factura petrolífera, o de usar bombillas de bajo consumo, o de pagar los incrementos de nuestra hipoteca, o de cualquier cosa que me toque los cojones y no me venga a bien cambiar.

De verdad que no logro entender como una vez más nuestros políticos nos ponen a prueba a ver si cuela y lo malo es que colará, esta semana no, pero el mes que viene la polémica habrá pasado al olvido y entonces volverán al “anonimato” en sus largos viajes de dos o tres horas en bussines class.

Si no también podemos optar por la táctica Aguirre y volar en turista siempre que sea posible ¿como dices? Pues eso, cuando sea posible; usted perdone señora Aguirre y demás compañía pero al menos yo nunca he tenido ningún problema con las compañías aéreas para comprar un billete de avión en working class. Ni tampoco me ha pasado nada, no he sufrido lesiones físicas ni tan siquiera alteraciones psicológicas o mengua alguna en mi ego.

Estas actuaciones dejan claro quienes deben acarrear con el peso de la crisis, según nuestros políticos, y tomarnos a bien que nosotros debamos congelarnos el sueldo o recortarlo en algunos casos, practicar una conducta ejemplar al volante para conseguir un mayor ahorro o directamente prescindir de él en nuestros desplazamientos diarios, recortar nuestras facturas de luz, agua y gas casi obligados por el alza de los precios, y un largo etcétera que supera con creces el texto de la enmienda rechazada por el parlamento europeo.

No contentos con rechazar medidas de ahorro han incrementado su presupuesto en un 2,3%, que debe ser más o menos el recorte que nosotros experimentamos en nuestra capacidad económica. Pero en fin, debemos suponer que lo hacen con el único objetivo de mejorar la media de la renta per capita en Europa, evidentemente la próxima vez nos tocará a nosotros mejorar, o ¿no?.

Aunque por otro lado y dejando la ironía de lado, esto nos da más motivos, para los que aún no lo teníais claro, para no votar a esta pandilla de cafres desvergonzados, que mientras nos condenan a trabajar hasta los 67 para conseguir una paupérrima pensión, ellos no son capaces de viajar por periodos de 4 horas en clase turista.

Y cuando digo pandilla no solo me refiero al PSOE, debemos incluir al PP y en esta ocasión a UPyD, pero supongo que cambiar el voto histórico costará más que esto, quizá si hubiera alguna que otra mentira o verdad a medias, a lo mejor si hubiesen tenido casos de corrupción en sus filas, tal vez si contaran con gente inmersa en procesos judiciales en sus listas, probablemente si durante los últimos 30 años se hubieran estado tirando los trastos a la cabeza y el dinero a los bolsillos en vez de dedicarse a su labor de gobernar para el pueblo, solo entonces el pueblo reaccionaría y olvidándose de antiguos prejuicios sería capaz de votar de forma sensata.

Saludos sensatos.