domingo, 19 de diciembre de 2010

Chavismo en estado puro

Parece ser que un loco anda suelto pero con paradero conocido; ese podría ser el titulo de la película que contara la historia de Chavez, aunque se podría aplicar a muchos gobernantes mundiales, hayan sido elegidos democraticamente o no.

Una vez más nos vuelve a sorprender con medidas cuanto menos irritantes para la mayoría de la sociedad, pero que tomadas por otros mandatarios nos hubieran parecido racionales y lógicas. El hecho de que hayan aprobado un ley que le otorga poderes “al Presidente de la República para que, en Consejo de Ministros, dicte decretos con rango, valor y fuerza de ley” según reza el articulo primero de dicha ley, hace temblar los cimientos de otras democracias centenarias.

Pero porque tenemos esa doble visión y memoria selectiva para olvidar por ejemplo que George Bush hizo lo propio tras el atentado del 11-S, ¿por que no se echaron las manos a la cabeza aquellos que hoy echan piedras sobre el tejado del estado Venezolano? seguramente se deba todo, como casi siempre, al poder que te otorgan unos cuantos maletines cargados de dolares o contratos multimillonarios, que pena que Venezuela no pueda ofrecer el mismo catalogo de riquezas al resto del mundo y así poder corroborar que no se trata de una mera cuestión ideológica, sino más bien de aplastar a todo aquel que no secunde la corriente capitalista que tanto bienestar nos proporciona, o por lo menos a algunos.

Y no por esto defiendo que Chavez y su cuadrilla puedan hacer y deshacer a su antojo, ni mucho menos, pero lo que esta claro una vez más es nuestra extraña forma de actuar con diferentes reacciones para las mismas acciones. Esperemos a ver que acontece en el país a partir de ahora y hasta las próximas elecciones en el 2012.

Por otro lado, también en Venezuela, la asamblea nacional venezolana ha aprobado una reforma legal que declara a la banca como un “servicio público” y aunque el gobierno venezolano advierte que es una medida para proteger a los usuarios de la posible mala pragsis bancaria, la oposición por su parte teme una nacionalización de la banca con la consecuente perdida de libertad económica, y que se atente contra la garantía constitucional del derecho que tienen los ciudadanos a la libre competencia y contra a la iniciativa comercial.

Y otra vez de nuevo, manos a la cabeza simbolizando el estupor que nos crea esta noticia, pero ¿que pasa si el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz habla de nacionalizar los bancos? pues que se le aplaude, y ¿que sucede cuando el gobierno español trata de privatizar empresas que ahora son nacionales? pues que se le increpa; otro ejemplo más de doble rasero tanto de los políticos, como de la prensa y a su vez de mal, poco y sectariamente informados viandantes.

Lo que si que no podemos obviar de ninguna manera, es que aunque nos pueda parecer mentira, los venezolanos están contentos, de hecho le siguen votando, aparecen en el puesto 25 de satisfacción con la vida, muy por delante del puesto 46 que ocupa España, lo que unido a una política de proteccionismo nacional hace sentir a la población una sensación real o irreal de salvaguarda, que unido una vez más al estado precedente de corrupción desmesurada por anteriores mandatarios hace del actual presidente Hugo Chavez un digno gobernante para la mayoría del pueblo, aún con sus males artes y detractores consigue llevar a cabo sus promesas, y es por eso por lo que elegimos un presidente, para que cumpla su palabra, sea esta buena o mala.