miércoles, 9 de marzo de 2011

110 medidas energeticas

“Pedimos vuestra colaboración” y como si del dicho de todos a una se tratara, Fuenteovejuna baja su velocidad de circulación 10 Km/h para en teoría calmar la sed de petróleo que tiene nuestro país. Podríamos pensar que se trata de otra artimaña más para engordar las arcas del estado con la supuesta proliferación de multas por exceso de velocidad que seguramente nos va a traer esta nueva ley.


Por mi parte no creo que se trate de esto último, sino más bien una medida improvisada a la vista del precio que últimamente está alcanzando el petróleo. Sin embargo dudo mucho de su eficacia, porque al menos yo, no he notado ninguna bajada en mi factura al llenar el depósito, más bien todo lo contrario, sigue en su escalada ascendente que no tiene visos de cambiar.

Porque como casi todo en esta vida, llega tarde, mal o nunca; sobre todo si se trata de medidas tomadas con la rapidez de la hormiga atómica, por lo menos ésta nunca tuvo que bajar su velocidad de vuelo. Y es que como dijo nuestro vicepresidente Rubalcaba, España es un país con una factura energética muy grande, ya que casi el 100% de la energía la exportamos de terceros.

Ésto me lleva a pensar por qué hemos de esperar hasta el último momento para hallar soluciones a un problema histórico en nuestra península. Y aquí la lista de culpables se extiende desde el actual presidente hasta al menos Adolfo Suarez, todos dentro de la fase democrática de nuestro país.

Y ya puestos a tomar medidas paliativas con carácter esporádico, podían haberse planteado una rebaja de los impuestos que gravan el combustible, siendo ellos quienes asumieran parte de la responsabilidad de no haber hecho bien los deberes. Sin embargo y como suele pasar, esta responsabilidad termina recayendo sobre los hombros de los contribuyentes, quienes una vez más deben hacer malabares con sus pequeños sueldos para llegar a fin de mes.

Fijaos lo sencillo que habría sido empezar a cambiar todas las luminarias de carreteras, vías públicas y propiedades de todos los edificios oficiales hace cinco años por bombillas de tipo led, lo fácil que habría sido temporizar o colocar sensores de presencia en los mismos lugares. Podrían haber subvencionado su instalación en centros de trabajo y viviendas privadas, así como haber fomentado la compra de vehículos híbridos.

Montones de ideas y fórmulas que se me ocurren y que están, estaban y estarán al alcance de nuestros gobernantes, que sin embargo se dedican, dedicaban y dedicarán a pasarse la patata caliente. Tan solo nos queda esperar a que cuando llegue el verano, el conflicto árabe se haya solucionado, de manera que baje el precio del petróleo.

De no ser así, supongo que tendremos que ir haciéndonos a la idea de circular a 100 o 90, o directamente no circular, que seguramente son medidas mas acordes con los gabinetes de crisis de nuestro país. Espero no obstante, que a alguno de los que forman estos gabinetes, se le haya ocurrido la feliz idea de empezar a darle vueltas en su pequeño cerebro, a la manera de disminuir nuestra factura energética sin ser imperativamente a costa del esfuerzo del ciudadano.

Por último comunicar a todo aquel que lo desee, la existencia de una concentración este Sábado día 13 de Marzo a las 11 de la mañana en la Puerta del Sol de Madrid, convocada por el Movimiento140, quienes consideran que la medida aprobada por el Consejo de Ministros para reducir los límites de velocidad es la gota que colma el vaso de la paciencia de millones de conductores, hartos de pagar impuestos por sus vehículos, por los combustibles (y por su elevado precio) y acosados a multas por la DGT, que en sólo seis años ha multiplicado por cuatro sus ingresos por este concepto.

Si deseas firmar en contra hazlo aquí, y para más información consulta esta página.